Mestizaje, mestizo… ¡mis polainas!

Recuerdo perfectamente que de chamaco en la escuela me enseñaron que las razas humanas eran principalmente o básicamente tres; Blanca, Negra y Amarilla. Desde luego la negra la ubicábamos en el continente africano, la amarilla en el asiático y la blanca en Europa occidental, Países Nórdicos y América. Luego empezaron a matizar y entre derechos humanos, diversidad, el bullying y sepa cuanta cosa. Ahora resulta que somos un chorro de razas…

Mestizaje es una palabra o término de la época colonialista europea y es como una especulación no muy clara o definida sobre diferentes formas físicas, sociales y culturales de los diversos pueblos. Que, si bien en la conquista de nuestro México y de todo América fue muy utilizada. Y tal vez tenía justificación para usarse, más no del todo razón, o ésta era débil, pues como definición es: la cruza de razas o los que conforman el grupo de personas proveniente de dos o más razas, lo cual hoy día prácticamente es la realidad en todo el mundo. Dicho de otra forma, prácticamente no existe una raza pura, luego entonces casi todos somos mestizos.

Por eso Wine-O-Boogie dice:

Mestizaje, mestizo… ¡mis polainas!

 

¿Los mestizos que llegaron con los mestizos que había aquí? o ¿cómo?

¿Mezcla genética entre diversos grupos nativos, más los europeos, más los negros?

¿No sería más adecuado hablar de etnias, pueblos o naciones?

Sería más interesante hablar de Raza versus Identidad Antropológica, de mestizaje político o bien, hablar del mestizaje desmedido y manipulado de especies animales y variedades de plantas y/o vegetales en general. El hombre en busca de perpetuarse como especie dominante del planeta y el universo, como Amo y Señor dominante de la ciencia y la tecnología se atreve a meterse en terrenos Divinos, en terrenos que solo Dios sabe cómo manejar. Así nacen transgénicos, híbridos, y deformaciones a la par de crecientes y rampantes índices de cáncer y enfermedades nuevas. Sin negar lo positivo, también sabemos bien como descomponer y destruir bajo el argumento de innovación, de avance y desarrollo tecnológico, pero la verdad es que hay más producción y desperdicio de alimentos que los requeridos para que nadie se muriera de hambre. Se dice tener curas y no hay o no alcanzan los medicamentos para que nadie se muera por falta de ellos. ¿No es una contradicción?

En fin, el mestizaje es un término tan malamente usado que hasta nuestro H. Presidente en una de sus múltiples ocurrencias, sentenció; las personas mestizas recibirán su pensión desde los 68 años mientras que las comunidades indígenas lo harán desde los 65 años. La pregunta es: ¿cuántos de esos indígenas son mestizos? cuántos de esos mestizos están en igual o peor condición económico social que algunos indígenas? Traduciendo lo que el ocurrente cronista matutino del País quiso decir, o hubiera sido mejor que dijera; “serán beneficiados con una ventaja de tiempo para su pensión los grupos de mexicanos más vulnerables, sean estos discapacitados, marginados socioeconómicamente, o de cualquier otra índole”.

Por ultimo hay que aceptar que gracias a la polarización social y a la evolución y modernización del ser humano, hoy es más cool ser más tizo, que mestizo.