El Espacio en Blanco

¿Alguna vez has escuchado sobre la kenofobia? Es la sensación de miedo al vacío, entendido éste como espacios desocupados. Se define como la emoción persistente, anormal e injustificada de miedo al vacío.

En arte, existe una fobia similar, se llama «horror vacui», esta expresión latina se utiliza tanto en pintura como en arquitectura, diseño y decoración y se refiere a la obsesión por no dejar ni un mínimo de espacio de la obra sin ser rellenada con alguna imagen, trazo o pincelada.

En la antigüedad los artistas huían del vacío por considerarlo anormal, era como dejar una obra inconclusa, un lienzo usado a medias.

En diseño se traduce como el miedo al espacio en blanco.

Afortunadamente esta fobia no la sufro, por el contrario, al momento de diseñar, para mí, el espacio en blanco es como la respiración en poesía, algo necesario. Es descanso, persuasión, reflexión, aire y luz para que el silencio de los espacios hable claro.

Cada proyecto comienza con una hoja en blanco y lejos de verlo como algo intimidante, es la oportunidad de explorar un universo de posibilidades y en mi caso, el espacio vacío siempre formará parte de mis diseños ya que son espacios con autonomía y que permiten que el mensaje principal aparezca en soledad, libre de distracciones y sea único, por lo tanto atraiga la atención.

Otra virtud del espacio en blanco es que aporta elegancia al diseño, sofisticación y honestidad pues el mensaje se desnuda ante el receptor al aparecer sin maquillaje alguno.

Comparto algunos ejemplos:

  1. ESPACIO EN BLANCO, Vinícola La Lomita. El título de este vino fué creado por Fernando Pérez Castro, quien me invitó a diseñar su etiqueta. Desde que escuché el nombre por primera vez me encantó su propuesta, sabía que tenía frente a mí un reto muy interesante, además que Fernando me dió libertad creativa para diseñarla. El resultado es una de las etiquetas más provocativas que he diseñado, donde el espacio vacío es un lujo y tiene una función persuasiva que está estrechamente ligada con el atractivo visual de la etiqueta y la calidad del vino.
  2. TRIBUTO. Vinos Palafox. La propuesta para esta etiqueta es la de rendir homenaje a los fundadores de este proyecto y que, al ya no estar presentes, ofrece tributo a su legado. Una tipografía sobria y elegante, acompañada del símbolo que representa la eterna presencia de su herencia son los protagonistas, la reflexión y el silencio nos lo ofrece el espacio vacío alrededor.
  3. ESPUMA DE PIEDRA. Casa de Piedra. Esta propuesta está inspirada en la señalética de las carreteras rurales de la región de Langedoc – Rousillon, al sur de Francia. El encargo de este proyecto fué durante mis prácticas de elaboración de vino en la bodega La Borde Vieille con Hugo D’Acosta. Influenciado por

esta experiencia y el tipo de producto, decidí proponer este lenguaje utilizando, para comunicar el mensaje de marca y demás información, sólo abreviaturas. Estas etiquetas funcionan precisamente como letreros de carretera y el espacio que rodea la información sirve para asegurar una lectura rápida a distancia.

  1. Sauvignon Blanc. Vinaltura, Qro. Una etiqueta elegante para un vino elegante. Los espacios libres de gráficos le dan a esta etiqueta una sensación de relajación, un descanso visual en medio del caos. Estos espacios ofrecen también serenidad, claridad, calidad y transmiten honestidad al producto. Estos espacios en blanco son reflejo de la tranquilidad que se respira en este viñedo de altura, 1690 msnm, ubicado en el Valle de Colón, Querétaro.
  2. PIES DE TIERRA. Vinisterra. ¨Desde su origen nuestro vino rinde homenaje al campo, su gente y la tierra. ¨ Christoph Gaertner. Esta filosofía se traduce en la historia que cuenta esta etiqueta donde aparece el hombre que cuida y mima el viñedo. La conexión consigo mismo, el campo y el paisaje del Valle de San Antonio de las Minas en Ensenada, están representados en esta propuesta visual utilizando sólo el espacio necesario para comunicarlo.

El espacio en blanco en la composición de diseño de etiquetas de vino, no siempre es el único recurso, algunas veces será necesario hablar fuerte y claro llenando los espacios para llamar la atención, sobre todo en un auditorio lleno de prospectos que desean sobresalir y ser seleccionados por el consumidor. Los elementos de diseño mal unificados ofrecen una sensación de caos y cansancio visual que tendrá como resultado que el cliente aparte la vista rápidamente y prefiera un mensaje gráfico que le provoque confianza y una sensación más agradable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s