Vino de la Comunidad

Vino de la Comunidad
Desde fuera, en cualquier clan,

secta o partido, reina la armonía;

dentro, la discordia.

Emile Cioran
(Del inconveniente de haber nacido)

10.jpg

Seamos honestos, una comunidad es la forma de organización social más eficaz de vigilancia colectiva y la raíz de sus inevitables consecuencias: intrigas y calumnias de toda índole. Su lado más amable nos refiere a la unión de un grupo de personas más o menos integrado y que tiene por objeto el obtener un provecho que, de manera individual, sería imposible o cuando menos muy complicado.

Vivir en comunidad conlleva el sacrificio de la individualidad en aras de lograr un objetivo común, es decir, la realización de acciones encaminadas a cumplir con una o varias metas que satisfagan a la mayoría de quienes la conforman. Comunión, comunismo y comunidad comparten las mismas raíces etimológicas, aunque no solo eso. Lo común habrá de referirse siempre a la convivencia racional y a la coexistencia con los demás, sin embargo la estrecha fuente del origen de lo que es común, se bifurca y multiplica incesantemente, dependiendo de las doctrinas, utopías o distopías que lo adopten. La fe, por ejemplo y su cara oculta, el fanatismo, dependen de la comunión. Sin rebaño no hay pastor. 

El término comunismo, por su parte, es fascinante en sí mismo. Contiene los principios de una sociedad utópica y distópica a la vez, dependiendo el ángulo filosófico desde donde se mire. Y es que en realidad no existen los mundos felices ni sociedad que resista 451 grados fahrenheit todo el tiempo. Utópicos y distópicos terminan por desilusionarse y es que, la verdad, no hay felicidad perfecta, qué le vamos a hacer. Si la Utopía tomara forma, en términos de política actual en nuestro atribulado país, estaría encarnada por los afanes de las mayorías: el pueblo bueno y sabio. Por otro lado, la Distopía quedaría en manos de los pirruris y sus voceros en contubernio: la prensa fifí. De cualquier modo, lo que debería satisfacer a todos los miembros de la comunidad sería el universo intermedio entre una y otra, la llamada Eutopía, que, para efectos prácticos, vendría siendo nada más que la Cuarta Transformación convertida en realidad. 

Ahora bien, si estas divagaciones voluntarias las arrimamos un poquito al mundo del vino, que es lo que realmente nos interesa en este condominio de tinta y papel, podríamos hacer una selección de vinos, no por su precio, ni por su calificación, según los intocables e intachables gurús y mucho menos por su fama o reputación, sino más bien calificándolos dentro de una comunidad de vinos distópicos, utópicos y eutópicos, en donde los primeros serían los inalcanzables, los famosos de los que todos hablan y pocos han probado, los chatós, los petruses, las águilas chillonas, los botritizados, los sasicaias y los únicos: los vinos fifí, pues. 

Luego vendrían los utópicos, es decir los buenos, bonitos y baratos, los del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, vinos que gusten a todos y que todos puedan tener y beber: los vinos que ganan en cualquier consulta. 

Finalmente los eutópicos, los de verdad, los que no son producto de la imaginación ni del cochupo mercantil, mucho menos de los boletines de “anddewineris!” sino los que el bebedor curioso y enterado decide adquirir y disfrutar: los vinos que decidimos tomar. 

Comunidades alegres y sanas son aquellas en las que, por paradójico que parezca, se respeta y se privilegia la individualidad al servicio de todos los que la conforman. 

Que la suma de la diversidad fortalezca y dé personalidad a la comunidad a la que pertenecemos. La uniformidad de ideas, conceptos y acciones y la falta de respeto por lo diferente, es siempre el principio del fin.

8.jpg

Por: Luis Miguel Auza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s